Bienvenido

Vaso-Vasoanastomosis

LA VASO-VASOANASTOMOSIS CON TÉCNICA MICRO-QUIRÚRGICA

Es la técnica mas frecuentemente utilizada para la reversión de la vasectomía.

Esta operación consiste en conectar nuevamente ambos conductos deferentes mediante la sutura de los segmentos de conducto deferente seccionados y ligados durante la vasectomía. Esta micro-cirugía, que debe ser realizada con un microscopio especial ofrece excelentes resultados , constituyendo la mejor alternativa para el varón vasectomizado que desea nuevamente tener hijos.

Los porcentajes de éxito obtenidos en este procedimiento varían dependiendo el tiempo que ha transcurrido desde la realización de la vasectomía, pero oscilan entre 70 hasta 96 % de éxito. En nuestra serie personal el éxito es del 82 % (Ver Gráfica)

F2  

 

Resultados de la espermatobioscopia

Espermatozoides presentes en las muestra posoperatoria.

82 % Positiva 18 % Negativa

 
RECONEXIÓN

¿En que consiste la reconexión de vasectomía (vaso-vasoanastomosis)?

La vaso-vasoanastomosis o reconexión de vasectomía es una operación que restablece la conexión entre los dos cabos del conducto deferente que fueron seccionados y ligados durante la vasectomía. Este procedimiento es realizado utilizando un microscopio especial. Algunas veces el conducto deferente es reconectado al epidídimo (vaso-epididimoanastomosis) debido a una obstrucción secundaria en el epidídimo. La producción de espermatozoides se efectúa en el testículo y estos maduran y se almacenan en el epidídimo. El epidídimo es un pequeño túbulo contorneado del cual se forma el conducto deferente. El conducto deferente a su vez, es responsable de transportar y conducir los espermatozoides hacia la uretra.